Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación Política de Cookie

aceptar

¡Traslademos los juegos al aula! La Gamificación: la técnica de aprendizaje para motivar jugando

list En: Novedades En:

¿Has oído hablar alguna vez del término gamificación? ¡Te explicamos en qué consiste y cómo se puede aplicar en el contexto educativo!



Pero antes de comenzar, adentrémonos en el significado del término ‘gamificación’. Para uno de los mayores expertos en esta área, Karl Kapp, la gamificación consiste en utilizar las mecánicas y las dinámicas de los juegos para estimular el aprendizaje. Asimismo, el profesor de la UNIR, Norberto Cuartero, añade que su origen está directamente relacionado con los videojuegos y la define como la aplicación de elementos, mecánicas y dinámicas de los juegos a contextos no lúdicos para incidir en la motivación de los estudiantes.

Pero ¿en qué se diferencia la gamificación del aprendizaje basado en juegos (ABJ)? El docente David Vargas, conocido en YouTube como @elmaestrodavid, explica que es muy común confundir estas dos técnicas de aprendizaje, sin embargo, son distintas. Mientras que la gamificación utiliza los recursos propios de los juegos y los aplica en el aula para crear una alta motivación en el alumnado, el ABJ utiliza los juegos para enseñar determinados aspectos o contenidos de un área de aprendizaje en concreto.

Y, ¿cómo se puede aplicar la gamificación en una clase? David Vargas destaca que la gamificación extrae los elementos de un juego y los aplica a la metodología de la clase, por ejemplo, asignándole misiones al alumnado para que vayan superando distintas pruebas.

Para conseguir una gamificación en el aula con éxito, según la UNIR, es necesario crear un entorno lúdico apropiado, es decir, ‘todo tiene que respirar a juego’. Os dejamos unas claves que pueden ayudar:

- Incluir medallas, diplomas o insignias

- Que existan siempre diferentes niveles para que el estudiante vaya viendo su evolución

- Recompensas por hacer las cosas bien

- Retos que los estudiantes deberán ir superando

- El trabajo en equipo para impulsar la colaboración y la empatía

¡Conozcamos algunos de los beneficios de su aplicación!

- Aumenta la motivación por el aprendizaje, ya que ¡a todos nos gustar jugar!

- La dificultad va en aumento

- El alumnado se divierte y presta más atención

- Mejora el rendimiento académico

- Ofrece un entorno más personalizado

- Atención a la diversidad, puesto que se puede personalizar el aprendizaje

- Resultados inmediatos

- Mejora el uso de la lógica y la estrategia para la resolución de problemas

- Fomenta la cooperación entre los distintos alumnos

 

Y es que la gamificación ha llegado a las aulas para quedarse y progresivamente son más los docentes que apuestan por la innovación en los métodos de aprendizaje y en crear un entorno más dinámico en el aula.

Y en casa, ¿se podría utilizar la gamificación? A menor escala podría ser útil, por ejemplo, creando un juego con misiones, objetivos y recompensas para involucrar a los más pequeños en las tareas del hogar.

Haciendo referencia a las palabras de Tonucci “todos los aprendizajes más importantes de la vida se hacen jugando” y es cierto que cada vez somos más conscientes de todos los beneficios que nos aportan los juegos, así que, ¡aprendamos jugando!

Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña